Estación Marítima

La idea de “La Estación para la Preservación del Patrimonio Marítimo Costero” nació en el año 1997, y pudo materializarse gracias al apoyo de Cecilia Bunge de Shaw y su hijo José María Shaw por el proyecto de la Estación, quienes cedieron en comodato mediante Pinamar S.A. 4 hectáreas en los médanos costeros de la Provincia de Buenos Aires en Pinamar Norte, sector no urbanizado con creciente afluencia turística. Se accede desde Pinamar por la Ruta Interbalnearia 11 en dirección Norte hasta el KM. 384. Invaden esta zona médanos majestuosos con alturas de hasta treinta metros, acompañados por vegetación típica, con caracoles de gran variedad y restos fósiles de singular importancia. En 1997, la EMBAJADA DE CANADÁ, apoyando este proyecto, nos otorgó un subsidio para concretar la primera etapa de la construcción del espacio físico. Sobre la estación fue construido el primer centro de interpretación de flora y fauna, junto al centro de rescate y rehabilitación de fauna marina, que no prosperó debido al avance de las dunas sobre la estructura de madera, por lo que se desarmó y durante un tiempo funcionó en un container donado y apoyado sobre una estructura de pilotes de madera dentro del mismo predio. Las actividades fueron suspendidas hasta la intervención de Lamas-Caparelli, quienes presentaron un proyecto para realizar un Resto Bar ecológico en el terreno de la Estación. Actualmente, con una estructura definida de dos salas para el Museo José M. Shaw y las actividades de la Escuela de Mar de la Fundación AquaMarina, La Estación cumple la funcionalidad de sede física de la fundación, además del desarrollo de sus actividades educativas, de investigación y extensión. La estación tiene como objetivo la protección de ecosistema costero del litoral bonaerense y sus elementos biológicos, geológicos y paleontológicos, fauna autóctona y transitoria como aves y mamíferos marinos, su investigación y vigilancia.